jueves, julio 02, 2009

Donde el Duero Truena

Se hace constar:
Entrada en borrador inacabado desde el 18/7/2008 resucitada por gentileza de Max Birrax que escribió sobre la Presa de la Almendra.


La Presa de Aldeadávila, en Las Arribes del Duero, entre España y Portugal es la primera en producción energética de España y la segunda en Europa.

Es una presa de tipo mixto Bóveda-Cúpula-Gravedad, con una altura de 140 m y una longitud de muro de 250 m; que es capaz de embalsar un total de 115 hm³ en una superficie de solo 368 ha.

Su estructura principal, toda subterránea, cuenta con 12 kilometros de túneles de 12 x 8 metros, lo que da una idea de la magnitud de la obra.

Pero, a la importancia individual de esta presa, se suma el hecho de que forma parte del complejo hidroeléctrico de los Saltos del Duero, que cuenta con seis embalses en territorio español (Almendra, Castro, Ricobayo, Saucelle y Villalcampo) y otros tres en territorio portugués (Bemposta, Miranda y Picote). La capacidad productora del sistema supera ampliamente los 3.000 megavatios de potencia instalada.




Pese a haber sido domesticado en parte por este sistema hidráulico, el impresionante corredor fluvial de Las Arribes ofrece al viajero un insólito paisaje natural "el más bello, más agreste y más impresionante de España entera...", en palabras del mismísimo Unamuno, que decía:



A la distancia nadie adivina el hondo tajo por donde el Duero corre; la ondulante llanada parece ir a perderse suavemente y sin solución alguna de continuidad en las estribaciones de la sierra de la Estrella, que cierran, hacia Portugal, el horizonte. En uno de los repliegues de ese terreno se ocultan los hondos tajos, las encrespadas gargantas, los imponente cuchillos, los erguidos esfayaderos, bajo los cuales, allá, en lo hondo, vive y corre el Duero, ya espumarajeando las rocas que aún no han cedido a su tozuda labra, ya despenándose en desniveles, ya parándose un momento a descansar en angostos remansos, ya, por fin, zumbando bajos los peñascos en las espundias.


En las galerías de la central se rodaron las escenas finales de la película "La Cabina" de Antonio Mercero, donde el personaje interpretado por José Luis López Vázquez llega al depósito de cabinas "defectuosas".

Asimismo, en su exterior se rodó la escena final y los títulos de crédito de Doctor Zhivago, con unas espectaculares imágenes de la presa con sus compuertas abiertas mientras suena la incomparable música de Maurice Jarre. (aqui puedes ver la pelicula entera y las escenas de la presa a partir de minutaje correspondiente a 3 h 9 min)


Visto en: Presa de Aldeadávila - Arribes del Duero - (experimentando la simulacion de tiltshift para que parezca una maqueta)

BSO: Watching the River Flow - Joe Cocker versionando en 1981 a Bob Dylan

13 comentarios:

  1. Impresionante curriculum cinematográfico el de esta presa, casi tanto como el de penélope cruz...

    ResponderEliminar
  2. Una presa merecedora de un Oscar.

    Saludos Cordiales

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante la información.
    Me encanta la foto especialmente.

    ResponderEliminar
  4. Pues has despertado mi curiosidad. Estoy a punto de visionar la película, que no recuerdo si la he visto alguna vez. (Daños colaterales del apunte)

    ResponderEliminar
  5. El día que rompa, porque todas romperán tarde o temprano, mas de uno va a flipar.

    ResponderEliminar
  6. Me ha pasado un poco como a Jose: me he quedado enganchada a la fotografía. Me impresiona mucho. La "guardo en el fondo de mis ojos".

    El resto, estupendo.

    ¿Será posible que antes de que rompa, como dice Eulogio, el río ya no tenga tanto caudal? ¿Cuál es la vida media de una presa de esta envergadura?

    Gracias por compartir, Amio. Ya me gustaría, ya, echar una ojeada a tus borradores: ¡Menudo tesoro!

    ResponderEliminar
  7. Como de la música no se acuerda nadie ya te la valoro yo.
    La canción fetén , usea , dabuten!!!!

    ResponderEliminar
  8. La entrada está a la altura de esta maravilla de la ingeniería. Gracias por esta ilustración tan agradable de leer.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  9. yo me quedo con la foto y la música. La primera espectacular, la segunda una pasada¡¡¡ y curioso lo de la cinematografía,,, y no digamos ya de la cabina...
    saludos Amio

    ResponderEliminar
  10. Colosal, me encantaria recorrer esos tuneles... y yo creia que la de Belesar era una construccion faraonica...

    ResponderEliminar
  11. La historia genial pero me ocurre como algunos, la foto rediciendo el enfoque te ha quedado de fábula.

    ResponderEliminar
  12. que hermoso lugar, que fuerza imponente tiene la naturaleza convinada con la mano del homre como este caso.

    ResponderEliminar