viernes, febrero 26, 2010

Los leones migratorios

En octubre de 1899, los hermanos García Naveira realizaron un viaje por Francia, Suiza e Italia acompañados de un amigo Rogelio Borondo, quien describe los lugares visitados en un libro impreso en Betanzos titulado "Memorias de un viaje improvisado". De su relato, podemos inferir que uno de los motivos del viaje era el de visitar los jardines y los parques clásicos y contemporáneos con el fin de recopilar ideas que incluir en su proyecto en ejecución "El Pasatiempo". (no, no me olvido que tengo pendiente un post sobre él).

Llamó poderosamente su atención durante su visita a Roma, la tumba del Papa Clemente XIII en especial los Leones tallados por Canova en mármol de Carrara para la misma. Antes de abandonar el país encargó a un escultor italiano sendas réplicas identicas en el mismo material.

Transportarlos desde Italia no fue fácil, primero llegaron al puerto de A Coruña y después el traslado hasta Betanzos obligó incluso a reforzar la estructura del puente del Carregal. Finalmente, los magníficos leones se colocaron a la entrada de “El Pasatiempo”.

Tras la muerte del último de los hermanos (D. Juan en 1933) y de la terrible Guerra Civil, el parque cayó en el abandono y el expolio, del que los leones por su gran tamaño se libraron.

A finales de los años sesenta fueron vendidos por 500.000 pesetas y trasladados a la entrada del Santuario de Covadonga (Asturias) que guardan desde entonces.

Visto en: San Pedro - Roma / Pasatempo - Betanzos / Covadonga - Asturias

BSO: Varias versiones poco conocidas del Wimoweh - The lion sleeps tonight

1.- Karl Denver - Brutal !! ;-)


2.- Skafari - versión punk/ska ¿puedes no bailar?


3.- Rumplestiltskin version rockera de los 70


4.- El Gran Pete Seeger explicando como cantarla


5.- 4TET ... version a capella... en Checo!!

14 comentarios:

  1. Serán de una especie de mármol que pesa poco me imagino, y su próximo destino ¿cuál será?.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Pues si fue difícil el traslado hasta Bentanzos no me quiero imaginar el de Betanzoas al Santuario de Covadonga.

    ResponderEliminar
  3. Estás muy bien documentado, Amio. Todo lo que dices en el post es tal cual, y no solo los leones, casi todas las estatuas que conformaban el parque del Pasatiempo, estaban hechas en mármol de carrara. Como vemos que tienes pendiente un artículo sobre el Pasatiempo no vamos a ampliar más datos, porque de tu mano estamos haciendo un viaje sumamente cultural y agradable por la obra de los benefactores de la ciudad, que Logan y yo, tenemos la suerte de conocer muy bien.

    Es un auténtico placer venir aqui y ver en cada uno de tus artículos un espacio de esa encantadora ciudad, que es Betanzos.

    ResponderEliminar
  4. Bonita la historia de los leones que acabaron en Covadonga.¿Será ese su último destino?

    ResponderEliminar
  5. Tenían una pinta tremenda los leones ante la puerta del jardín

    ResponderEliminar
  6. Explicando el secreto de la economía, haciendo posible la educación progresista para todos, protegiendo el descanso y el placer con leones...

    Ayer, cuando vi la entrada pensé en el título de aquellos libros-cuadernos que nos leían cuando eramos muy pequeñas: Vidas ejemplares.

    Es una suerte conocer la biografía de estos hermanos de la mano de tus entradas. Gracias, Amio.

    La canción es una de mis preferidas de no sé hace cuánto tiempo. La hemos canturreado un montón de veces.

    ¿Sigue aún dormido el león por ahí? Pienso en la tormenta anunciada.

    Espero que no se os vuelva a inundar todo, Amio.

    ResponderEliminar
  7. Amio, muy interesantes tus aportaciones, como siempre...

    Gracias por compartirlas y ya estoy deseando que nos cuentes más cosas.

    Ten cuidado que por nuestros lares se acerca la denominada Tormenta Perfecta esta tarde...¿será para tanto?...

    ResponderEliminar
  8. Pues subirlos a Covadonga tampoco debió de ser fácil porque dudo que cuando aquello estuviese tan bien asfaltadito como ahora. Y además cuesta arriba.

    ¡Que os los devuelvan!
    Besucos.

    ResponderEliminar
  9. @Dean si ligerito ligerito jeje

    @Logio la diferencia es que la llegada a betanzos fue alrededroe de 1900 y a covadonga casi en los años 70, las máquinas y las infraestructuras habían cambiado mucho entre una y otra... aún así no debió ser tampoco moco de pavo.

    @Logan y Lory Gracia! se hace lo que se puede. Me alegra saber que no voy metiendo muhco la pata a ojos de buenos conocedores de estas historias y esta ciudad.

    @Lima quien sabe? en este mundo pocas cosas hay definitivas ;-)

    @Xibeliuss si... pero no eran de lejos los leones más tremendos del parque pero... esa historia es para otro día.

    @Anderea Vidas ejemplares, no se me había ocurrido. No se si vidas ejemplares, eso solo ellos lo sabrían. Lo que si está claro es que hicieron obras ejemplares. Ya ves que la tormenta por aqui nos e portó muy mal (salvo una buena raciónd e agua sobre agua) por tu tierra hizo algunos estragos más no?

    @Campurriana Gracias;-) La tormenta perfecta era para tanto, lo que pasa es que guardó su mala leche para Francia. Ahora hay alguna otra en formación... esperemos que no sean Pluscuamperfectas!!

    @Anjanuca, no, no deben devolverlos que a alguien (supongo heredero de los García Naveira) se los compraron.

    @Odorica Ion Salutări de la tine prea

    ResponderEliminar
  10. me quedo con la brutal¡¡¡¡ porque es brutal¡¡¡¡
    saludos

    ResponderEliminar
  11. todo bien Logio... solo que bastante atareado

    ResponderEliminar
  12. impresionante, me encanta tanto a historia como as fotos. PArabens

    ResponderEliminar