domingo, abril 26, 2009

El Juego de la Guerra Preventiva (Epílogo)

Bueno, nunca antes este blog de todo a cien había estirado tanto un tema como este del Dilema del Prisionero y la Guerra Preventiva... Hay todavía mucho que decir. Hay, además, otros muchos juegos que no son un dilema del prisionero, pero producen también interesantes reflexiones.

Va a siendo hora de cerrar este post por fascículos con un pequeño epílogo.

La escalada armamentística del último post, nos llevaba a una situación en la que ninguno de los países desearía ordenar un ataque porque ello llevaría consigo la destrucción mutua.

Pero ¿y si el ataque comienza de forma accidental? ¿y si ocurre algo que parece un ataque y no lo es, pero desencadena la respuesta? Buceando en la web he encontrado al menos 20 errores que pudieron desencadenar una guerra nuclear accidental, pero seguro que hubo más.

Este es el argumento de una de las mejores películas de la historia "Dr. Strangelove or: How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb", (Doctor Strangelove o como aprendí a dejar de preocuparme y amar la Bomba), [que en España fue inexplicablemente traducida bajo el nefasto título "¿Telefono Rojo?: Volamos hacia Moscú"], protagonizada por el genial Peter Sellers y que resulta ser la única comedia (aunque negra) rodada por Stanley Kubrick.

La película, de visionado imprescindible, puede verse on-line aquí en su versión doblada pero, como una parte significativa de los diálogos han sido doblados de forma manifiestamente mejorable, recomiendo que, si sois capaces de seguir la versión original, tiréis de los 11 vídeos de Youtube que la componen (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10 y 11).

Para acabar esta serie de posts nada mejor que la memorable escena final de la película
.


.
Con toda la mala leche, Stanley Kubrick empleó para el final de su película la canción de Vera Lynn, "We´ll meet again" (nos encontraremos otra vez) fue una de las canciones británicas que se hizo más famosa en la Segunda Guerra Mundial.
We'll meet again,
don't know where,
don't know when
But I'm sure
we'll meet again
some sunny day

Keep smiling through,
just the way you used to do

Till the blue skies
chase the dark clouds far away


Nos encontraremos otra vez,
no se donde,
no se cuando,

pero estoy seguro
de que nos encontraremos otra vez
en algún día soleado

Sigue sonriendo
como siempre solías hacer
hasta que los cielos azules
hagan huir lejos a las negras nubes
Durante la Guerra Fría, la grabación de Vera Lynn fue incluida por el Gobierno Británico en el recopilatorio de música y programas mantenido en 20 estaciones de radio subterráneas del Servicio de Radio de Guerra de la BBC diseñadas para proveer de información publica y música para mantener la moral en los refugios antinucleares de Londres los 100 días siguientes a un ataque.

BSO: We´ll meet again - Vera Lynn


P.D. Si alguien se queda con ganas, le recomiendo el libro El Dilema del Prisionero de W. Poundstone (un libro de bolsillo barato, ameno y divulgador, que mezcla matemática, historia y reflexión sobre la naturaleza humana).

10 comentarios:

  1. Uf Amio, no te creas que no te sigo, mas bien sigo espesilla jajaja, a ver si el fin de semana me diluye un poco. Me leere todas las entradas de un tiron, prometido :)

    Bicos

    ResponderEliminar
  2. Espero que nunca ocurra un error de ese tipo.

    ResponderEliminar
  3. Memorable la escena en la que dejan caer la bomba con uno de los tripulantes del avión a caballo sobre ella.

    Como dice Logio, que nunca ocurra un error de ese tipo.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Amio.

    Aún he de consultar muchos de los documentos que has citado en esta serie de entradas, pero te agradezco el soberbio esfuerzo que has hecho para explicar este tema tan delicado.

    Yo no sé qué pretendia encontrar. Quizá algo que me permitiera saber cómo hacer fácil la colaboración en lugar de la competición.

    En este momento sé que prever las consecuencias de nuestra acción ayuda.

    Me entristece pensar en lo que decía Jose en su último comentario. Muchos militares no harán caso de esto. Y lo que es peor. Somos capaces de crear y utilizar bombas, armas, menos peligrosas o dañinas para seguir haciendo la guerra para competir y conseguir el poder sobre el territorio, sus recursos... así que el aniquilamiento deja de ser una razón de peso para evitar la guerra. En fin, quizá releyendo tus interesantísimas entradas y los no menos interesantes comentarios de las otras personas contertulias, o tal vez en alguno de los documentos que tengo por consultar encuentre alguna luz.

    Pensar en lo que podemos ganar todos en el largo plazo si colaboramos. Creo que eso sería bueno. No sólo pensar en lo que perdemos, sino en lo que podemos ganar.

    Me gustan mucho el vídeo y la canción finales.

    Gracias de nuevo y un abrazo, Amio.

    ResponderEliminar
  5. @Anderea: el gusto ha sido mío.

    No se si lo publicado le valdrá para algo a alguien, ahora bien, como el egoísta origen de este propio blog, si me ha servido para poner algo de orden en algunos caóticos pensamientos.

    Esta forma de enunciar estos dilemas si que vale para ordenar fríamente las secuencias de las decisiones, sobre todo aquellas dependientes de la dicotomía "cooperar" vs "desertar".

    Al final como en las antiguas obras literarias de contenido moralizante "la opción es, "cooperar para que la suma de los beneficios/perjuicios de todos sea máxima" o "desertar procurando maximizar mis beneficios aunque ello suponga penalizar la suma global".

    A esa decisión individual, hay que añadir el miedo a ser traicionado por los demás, ya que mi decisión de cooperar solo depararía beneficios óptimos al conjunto de jugadores si el resto la eligiera también... de otra manera los desertores ganarían más y los cooperadores perderíamos más.

    En el fondo, buena parte de ese marco que permite la cooperación es lo que conocemos como "sociedad" y lo que diluye el miedo a ser traicionado suele ser la transparencia,(nadie cuenta con información privilegiada sobre el problema, ni miedo de que alguien la pueda tener y usar en su provecho).

    No obstante la mayor parte de esta teoría juegos habla de juegos entre dos jugadores.

    Cuando el "juego" es entre un número más amplio de individuos, estos tenderán a agruparse en bandos, dificultando la circulación de la información y desencadenando juegos de poder dentro de los mismos.

    ¿Soluciones?.
    " Para todo problema humano hay siempre una solución fácil, clara, plausible y equivocada. "Henry-Louis Mencken (1880-1956) Periodista y escritor estadounidense.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta tu sentido del humor. Va en serio;)

    ResponderEliminar
  7. ¡Ah! Y por si hubiera alguna duda al respecto, a mí sí me ha servido. Gracias de nuevo, Amio.

    ResponderEliminar
  8. A min tamen valeume para facer algunhas reflexions.

    E a seleccion musical, coma sempre, gustoume moito.

    E a pelicula, que puiden degustar durante a fin de semana, e un verdadeiro PELICULON.

    ResponderEliminar
  9. @Anderea: Vaya esto es de lo más bonito que me han dicho ultimamente !!! Gracias !!!

    @Pericles: Pero tu no eras la voz crítica de este Blog!!! Te me estás ablandando Pericles!!

    ResponderEliminar
  10. jolín,, se me había pasado esta entrada¡¡ me hago mayor....
    has puesto un broche de oro a esta serie Amio...
    Enhorabuena...
    qué película con Peter Sellers...genial¡¡

    ResponderEliminar