miércoles, abril 22, 2009

El Juego de la Guerra Preventiva (IV)

... vamos con una vuelta más de tuerca... (ya estoy acabando).

Al final ese gobierno decidió construir el arma total, pongamos la bomba de hidrógeno. Con total secreto se puso manos a la obra y , ahora, cuando esta a punto de terminar, su servicio secreto le informa que hay evidencias de que el otro país empezó también, aunque con un significativo retraso, el desarrollo del arma.

Los asesores militares, temiendo la situación de tablas, donde todo el gran esfuerzo de desarrollo en busca de la supremacía militar, sea en vano, aconsejan lanzar un ataque preventivo demoledor contra las instalaciones donde se cree que "el enemigo" prepara su arsenal.

Así las cosas, el dilema se parece bastante al de los dos cowboys, pero tiene matices claramente distintos. En primer lugar el ataque no solo liquida al cowboy adversario, el ataque con bombas de hidrógeno provocaría una matanza aun cuando se quisiera concentrar en las instalaciones militares. En segundo lugar, el país que lanzara el ataque sería repudiado por el resto de las naciones del planeta. La existencia de una Organizacion de Naciones que garantizara una suerte de autoridad supranacional, dificultaría (en teoría) el ataque unilateral.
Un pasito más...

Contra la opinión de la cúpula militar, no se lleva a cabo el ataque preventivo. Poco tiempo después la certeza de que la otra potencia tiene la bomba es absoluta. Aún así los asesores siguien opinando que un bien planificado ataque sorpresa a gran escala impediría la respuesta enemiga... no obstante los costes en vidas, efectos a largo plazo y legalidad internacional serían incalculables.

A favor del ataque preventivo está el miedo, alimentado por la propaganda, a que sea el otro país el que empiece:


A No ataca A Ataca
B No ataca
Daños A = 0
Daños B = 0
Daños A+B = 0
Daños A = 0
Daños B = ∞
Daños A+B = ∞
B ataca
Daños A = ∞
Daños B = 0
Daños A+B = ∞
Daños A = ∞
Daños B = ∞
Daños A+B = ∞

El miedo a que el otro país comience un ataque preventivo que no pueda ser respondido lleva al gobierno a poner en marcha un sistema MAD, Pese a que estas siglas leídas en ingles sorman la palabra "loco", realmente su significado es Mutually Assured Destruction - Destrucción Mutua Asegurada.

Bastaría detectar el supuesto comienzo de un ataque, (evidencia de lanzamiento de un misil, etc) para que, antes de que se haya ocasinado ningún daño, se desencadena respuesta masiva que asegure la destrucción en cuestión de horas del país iniciador del ataque. El resultado es la aniquilación mutua. (esto se parece más a la imagen que puse en el post de los cowboys)

El sistema se pone en marcha y se realiza una gran propaganda para que el enemigo sepa que se ha instalado, que es automático y le disuada de cualquier tentación de ataque preventivo.


A No ataca A Ataca
B No ataca
Daños A = 0
Daños B = 0
Daños A+B = 0
Daños A = ∞
Daños B = ∞
Daños A+B = ∞
B ataca
Daños A = ∞
Daños B = ∞
Daños A+B = ∞
Daños A = ∞
Daños B = ∞
Daños A+B = ∞

Para evitar la tentación de que cualquiera de los países prefiera la "deserción" a la "cooperación" del dilema del prisionero, hemos tenido que asegurar que deserción (ataque y destrucción) lleve automáticamente aparejada contraataque y destrucción total.

y aquí seguimos, sentados en un polvorín...

BSO: Mutually Assured Destruction - Ian Gillian Band (Si, Ian Gillian el de Deep Purple)

11 comentarios:

  1. Una teoría interesante, pero me temo que los militares y políticos no sean capaces de leer todo esto y entenderlo.
    ¿No crees?

    ResponderEliminar
  2. (jose, los militares desarrollaron esta teoría...)

    Amio, justo estoy armando un par de charlas-debate sobre este tema, un mini-ciclo de cine en medio de una muestra de matemáticas, con las películas 'Dr Strangelove' y 'Nash, una mente brillante', dentro de 20 días.

    Pensar que la situación que describís se dio a fines de la década del '40. Von Neumann recomendaba atacar a los rusos (el 'pacifista' Bertrand Russell también), pero la comisión que analizó la factibilidad (ahí estaba Nash) llegó a la conclusión de que no era posible un ataque efectivo sin destruir media Europa (ahí Russel se hizo pacifista, convencido por esos argumentos)

    ResponderEliminar
  3. ¡Como me acuerdo de La URSS!...

    ResponderEliminar
  4. Para los que hemos vivido la guerra fria en todo su esplendor esto no nos parece nada raro, lo raro sería que en le mundo no se especulara y que hoy día con la crisis económica tempoco se especulara tanto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. No sé, habré de pensar más. Según lo he leído he pensado: me suena a "Si quieres la paz, prepara la guerra". Bueno, prepara la aniquilación.

    Vivir sobre un polvorín.

    ¿No hay forma de solucionarlo sin necesidad de tener un polvorín a punto de volarnos a todos?

    Da tranquilidad, desde luego. Muuuuucha. Pienso en aquello que decía Josete (?) sobre las armas en EEuu.

    No sé.

    ResponderEliminar
  6. Me pierdo un poco donde nos quieres llevar. La violencia siempre va acompañada de violencia lo miremos por donde los miremos. Incluso en los paises que existe la pena de muerte no se consigue atajar la violencia sino que aumenta.
    Si quieres paz prepara para la guerra es una ideología completamente militar que deriva en la inseguridad de las grandes potencias. Esos si que tienen un gran polvorín bajo sus asientos.
    Aunque ese miedo escénico es el peligroso.
    No se, igual me ido con el hilo a Pedroñeras,(con perdón por tan magnifico pueblo), y no es por donde tu vas, !me sorprendes tanto!.

    ResponderEliminar
  7. esto se complica,,,,y nos van quedando ya pocas salidas.....
    saludos amio

    ResponderEliminar
  8. Hago la guerra preventiva o la amenaza de ella si tengo una superioridad aniquiladora o si somos iguales en capacidad aniquiladora.
    ¿En el primer caso, vivo rodeado de subordinados y me convierto en una especie de negrero (o no, pero siempre) a quienes todos temen? ¿Y en el segundo, nos pasamos todo el tiempo desconfiando, y con el miedo de que algo o alguien tenga un error y nos vayamos todos a la nada?
    ¿Hay alguna otra salida? Como dice Moisés, nos van quedando ya pocas salidas.

    ResponderEliminar
  9. Gracias por vuestros comentarios enriquecedores...

    @JuanPablo: que buena pinta de ciclo. [casi me pisas el epílogo de esta serie...]

    @Josete: no te pierdas que no te estoy llevando a ningún lado. En el fondo solo hay dos actitudes "cooperación" y "deserción" repetidas a lo largo de varios procesos de decisión que no son independientes... es decir... mi elección actual va a venir muy condicionada con la anterior.
    Todo esto lleva a que con las premisas adecuadas entramos en una espiral en la que el resultado final es opuesto al deseado (inseguridad total - equilibrio inestable - cuando queríamos seguridad)

    @Anderea... solución? no lo sé como dice Moisés hay pocas salidas pero porque creo que los problemas derivan del principio del planteamiento (por ejemplo cuando el policía le ofrece el trato con truco al prisionero). Creo que para desmotivar las primeras deserciones que son las que arrancan la espiral tenemos que dotarnos de mecanismos externos de equilibrio (en el fondo eso es la sociedad, en el fondo eso pretendía en origen la Liga de Naciones y la ONU,) y mecanismos de transparencia y comunicaicón (es la incomunicación la que hace vulnerables a los prisioneros cuando se les propone el trato, es la desinformación de los que hace el otro país la que provoca el miedo que decide construir la bomba...)...

    Bueno... vamos al epílogo...

    ResponderEliminar
  10. @dean... sobre la crisis hablamos más adelante... que algunos procesos de decision son parecidos pero hay diferencias significtivas

    ResponderEliminar
  11. Primero y principal haria una campaña para que sepan que la tengo, y luego trataria de idear algo para detectar si disparan algun misil desde otro pais, pero bajo ningun punto de vista dispararia antes.

    ResponderEliminar