domingo, septiembre 19, 2010

Cada Tarde...

Cada tarde un viento huracanado
me estremece.
Son las sombras de todos los ancestros
y la linea final
de este viejo y siniestro Labordeta.

De mi no queda casi nada
y ellos, que se lo saben,
me asedian en las tardes de cierzo
como si nada quedara del recuerdo.
Se van. Nos vamos. Todos.

La esperanza se quedó arrinconada,
la libertad se tambalea
y todo lo que pensamos que un día llegaría
se ha quedado desierto en la memoria.
Tardes de fabula dorada
muertas en el secuestro de los días.


Visto en: Flores de Ombligo de Venus en muro de Betanzos

BSO: "Somos" de Jose Antonio Labordeta interpretada por Ambar Martiatu

10 comentarios:

  1. Sí, buen viaje, maestro.
    Aunque nos dejes un poco más solos.

    ResponderEliminar
  2. Unas frases perfectas para una despedida.
    Que descanse en paz.

    ResponderEliminar
  3. Tu si que sabes hacer homenajes. Que su memoria nos ilumine

    ResponderEliminar
  4. Buen Viaje :) Es verdad que nos quedamos un poco más solos. Un abrazo, Amio.

    ResponderEliminar
  5. La mochila, a mi me preocupa la mochila.

    ResponderEliminar
  6. Yo cuando sea mayor quiero ser Labordeta. Lo digo en serio.
    Otro abrazo más

    ResponderEliminar
  7. Por cierto, ¿flores de ombligo de Venus?. Es estupendo que haya poetas-botánicos y/o botánicos-poetas.
    El penúltimo...

    ResponderEliminar