martes, abril 13, 2010

rayo que ni cesa ni se agota

(...) ¿No cesará este rayo que me habita
el corazón de exasperadas fieras
y de fraguas coléricas y herreras
donde el metal más fresco se marchita?

¿No cesará esta terca estalactita
de cultivar sus duras cabelleras
como espadas y rígidas hogueras
hacia mi corazón que muge y grita?

Este rayo ni cesa ni se agota:
de mí mismo tomó su procedencia
y ejercita en mí mismo sus furores.

Esta obstinada piedra de mí brota
y sobre mí dirige la insistencia
de sus lluviosos rayos destructores. (...)

Miguel Hernandez . - El rayo que no cesa (2)

tiene razón finchu... por ahora poca repercusión la de su centenario.

Visto en: imaginación sobre una foto de las rocas de Broña en una tarde casi veraniega.

BSO: The Lightning Strike - el Rayo por Snow Patrol

BSO: The Lightning Storm - La tormenta eléctrica -Flogging Molly (permanezcan en sus asientos, si pueden).

12 comentarios:

  1. ¿Poca? Yo diría que ninguna. ¿Será porque el ministerio lo lleva una "actriz"?

    La foto es expectacular. Qué bellas son las tormentas sobre el mar.
    Besucos.

    ResponderEliminar
  2. En la radio sí que se ha hablado de él en bastantes ocasiones últimamente. De momento, he recordado una rima de Bécquer...

    Al brillar un relámpago nacemos,

    y aún dura su fulgor cuando morimos:

    ¡tan corto es el vivir!

    La Gloria y el Amor tras que corremos,

    sombras de un sueño son que perseguimos:

    ¡despertar es morir!

    ResponderEliminar
  3. Enorme Miguel Hernández, tendría que haberse declarado año especial en su memoria.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Buen procesado, Amio.
    Yo no desespero de cazar algún día un buen rayo con la cámara.
    Saludos

    ResponderEliminar
  5. La foto espectacular, por no decir los versos de Miguel...
    saludos

    ResponderEliminar
  6. Me encanta!! y me quedo con Snow Patrol.No estoy muy danzarina yo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. El relámpago me suena, ja, ja.

    ResponderEliminar
  8. Miguel Hernandez, hizo de la sencillez poetica una obra que sembraba su humanidad. Ni en su poesía dejó de decir siempre quién y cómo era.

    Nunca una tormenta nos pareció tan bella.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Amio, me alegra y me gusta que hayas imaginado un faro en mitad de la tormenta.

    La sencillez, la claridad, la fuerza, la inmensa, casi brutal, fuerza de la poesía de Miguel Hernández es también un faro en la tormenta.

    Cómo me apena su tristísimo final. El de él.

    En sinergia con vosotros, también en mi blog, poesía.

    Buenas noches.

    ResponderEliminar
  10. Uff, me dejo una foto y cojo otra,..es increible.
    Nombre y matricula de tu editor fotografico ya.

    ResponderEliminar
  11. Julio Verne el Rayo Verde...

    quieres verlo?

    mira aquí

    yo quiero cazarlo con mi camara...

    y



    que lo vi desde la Atalaya...
    lo ví.

    ResponderEliminar
  12. Hola, muy interesante el post, saludos desde Mexico!

    ResponderEliminar