sábado, noviembre 07, 2009

La ropa tendida

Subid, subid a los terrados,
asomaos a aquellos cortinales,
mirad la ropa
tendida a la mañana, a la luz de noviembre,
A un delicado sol que acaricia las telas.
Fijaos cómo el aire orea los tejidos,
cómo en ondas los mueve
en sutiles vaivenes, cómo diluye el agua
su líquida presencia.
Ved esa algarabía de gozosos
colores
Que lanzan al espacio saludos naturales.
¿Quién durmió en esas sábanas de lino?
¿Quién la camisa limpia
ensució con el vino, con la cálida grasa
del cocido diario?
Tienen los calcetines nostalgia de unos pies,
del calor de las botas
que abrigan sus dibujos. El alambre
cómo acoge la ropa ,
con qué fervor la mece en la clara mañana,
cómo al aire la expone y la duerme en susurros.
Y las mujeres tendiendo sus barreños
en los balcones, en las azoteas?
Cómo colocan amorosamente
los pañales del niño
y acarician las telas
con los escuetos labios de las pinzas;
Cómo redimen la rutina en estas
cotidianas tareas.
Mirad, mirad la ropa,
ved cómo con siseos nos saludan sus pliegues
sintiendo
cariñosa nostalgia
de nuestro cuerpo, nuestra piel, de nuestras formas.

¿Qué de nosotros está puesto a secar?
¿De cuál de nuestras telas
hemos lavado las manchas del desánimo
frotándoles el limpio
jabón de la inocencia?
¿En qué alambre se orean nuestros oscuros linos
hasta alcanzar al viento
su perdida pureza?

Visto en:
Ropa tendida junto a la Estación de tren - Santiago de Compostela

BSO: Clothes line - Tendal - Bob Dylan & the Band

12 comentarios:

  1. Al menos parece patio de luces que yo conozco mas de una fachada principal habitualmente adornada con esos colores.

    Bien por Dylan, me lo apunto para otra ocasión.

    ResponderEliminar
  2. No sabía que había una poesía tan maravillosa con un tema tan banal. Me gustan los colores del tendedero, can con la música (o al revés?).
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me ver la ropa en los tendales y el olor que deja que tiene cuando se seca al aire.

    Precioso el poema, no le conocía. Tampoco al poeta así que ya me has dado tarea para hoy, voy a ver qué más encuentro de él.

    Besucos.

    ResponderEliminar
  4. @Logio no, no es patio de luces sino trasera de edificio colgada sobre la estación de tren. Dylan bien siempre, cascarrabias siempre.

    @Dean lo importante es descubrir que no hay nada banal en esta vida, lo importante o es lo que hay sino losojos que lo miran. Es posible descubrir la belleza que late sobre todo lo que hay en este mundo, pero hay que aprender a mirar, y cambiar la escala, la perspectiva

    @Anjanuca yo lo descubrí hace muy poco pero alguno de sus poemas me ha resultado imponente. Volverá seguro a aparecer por este blog de todo a 100. aqui tienes la antología, antes no se porque no la enlace bien en el post.

    ResponderEliminar
  5. "¿En qué alambre se orean nuestros oscuros linos
    hasta alcanzar al viento
    su perdida pureza?"

    ¿Tú lo sabes, Amio?

    Que sea un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  6. Bueno, acostumbrado a la fachada principal acepto parte trasera como animal de compañía.

    ResponderEliminar
  7. @Anderea, no lo sé, no. Supongo que como la ropa podrán colgarse de muhcos sitios... Que tres magníficas preguntas enmarcan el poema eh? Buen fin de semana.

    @Logio: aceptado queda pues!

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué maravilla las cintas del sótano de Dylan!
    En cuanto a la palabra tendal todavía me acuerdo cuando llegué a Burgos a vivir y fui a comprar un tendal y nadie sabía lo que era. Parece que esta palabra es más de la costa norte que del resto del país.

    ResponderEliminar
  9. lavar las manchas del desánimo... no sabia que se podian lavar, creia que se tapaban con una palada de autoestima, aunque parece que no sea lo suficiente y luego es por eso que afloran con incesante continuidad.

    quizá lavandolas bien...

    habrá de ese jabon?

    ResponderEliminar
  10. Merce, si lo encuentras, cuéntame, por fa.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar