lunes, septiembre 21, 2009

Tejiendo collares de perlas

[...] Me dedico, señora, a enhebrar perlas; es decir, a colocarlas de manera que luzcan todo lo posible y que vayan exactamente aparejadas según su magnitud y su oriente. Ya ve usted qué cosa tan sencilla. Pasen ustedes a mi taller, y así se formarán idea de cómo trabajo. Justamente tengo entre manos la gargantilla de un rajá, un tesoro de la India. [...]

[...] Si ensarto cincuenta perlas, puedo equivocarme de cuarenta y nueve modos, y acertar sólo de uno. Así es que, a veces, ensayo las cincuenta, hasta descubrir el que debe ser. Se cuenta que tengo un secreto para hilar... Ya saben ustedes mi secreto: paciencia. [...]
Emilia Pardo Bazán
Perlista
(Leer texto completo)



Visto en: un jardín cualquiera en el Val da Mahía (Bertamiráns - Ames - A Coruña)

BSO: Spider's Web - La tela de araña - Katie Melúa

7 comentarios:

  1. De perlas que deslumbren a la luz del sol y se desvanezcan al final del dia consumidas en su voraz calor. En la noche, vuelve a tejer otro, y vendré de nuevo a por el, y asi, dia tras dia, noche tras noche.

    Te crees acaso que a mi no me gustan estas entradas?

    No encontraré yo tan facilmente un collar de perlas como este, no.

    :)

    ResponderEliminar
  2. Esta foto le va a gustar a Josete.

    ResponderEliminar
  3. La foto es preciosa, a pesar del miedo que tengo a esos bichos, pero con lo que me conquistas de verdad es con estos textos de Dª Emilia. Ella y mi paisanuco Jose Mª Pereda son mis dos puntos débiles.

    Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta esta foto.
    Adoro las arañas, no me preguntes por qué ^__^

    ResponderEliminar
  5. Me encanta la forma poetica de ver a este insecto haciendo su labor, muy bello.

    ResponderEliminar