miércoles, septiembre 09, 2009

La Aulaga Majorera


"[...] Tierra desnuda, esquelética, enjuta, toda ella huesos, tierra que retempla el ánimo… aquí tierra y cielo se funden en uno bajo el abrazo del mar. El mar los apuña juntos.
Y en este solemne desierto, en esta noble soledad sahárica he encontrado a la retama leopardiana contenta del desierto […]

La aulaga majorera(*), de Fuerteventura – se llama majoreros a los de Fuerteventura- tiende su triste verdor pardo, su verdura gris, por entre pedregales sedientos […] La aulaga no tiene hojas, la aulaga desdeña la hojarasca; la aulaga no es más que un esqueleto de planta espinosa. Sus desnudos y delgados tallos, armados de espinas, no se adornan más que con florecitas amarillas. Y todo ello se lo come el camello, el compañero del hombre en esta isla, su más fiel servidor […].

¡Que lección de estilo, y de lo más íntimo del estilo, esta aulaga de Fuerteventura! Es la expresión de la isla misma; es la isla expresándose, diciéndose; es la palabra suprema de la isla. En la aulaga ha expresado sus entrañas volcánicas, el poso de su corazón de fuego, esta isla entrañable. [...]


Miguel de Unamuno. "La aulaga majorera"
en "Artículos y discursos sobre Canarias".

(*)La aulaga majorera es un arbusto-arbolillo extremadamente espinoso de la familia de las margaritas y los crisantemos denominado Launaea arborescens

Visto en:

BSO: Thorn Tree In The Garden - Árbol espinoso en el jardín - Derek and The Dominos (irrepetibles!)

6 comentarios:

  1. Curiosas las dos fotos. Son clavadas.
    Realmente Fuerteventura debe ser una pasada de isla. No tengo el gusto de haberla visitado, pero por lo que oído, visto y leído, así parece.
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Siempre es un placer volver a escuchar la guitarra de Eric Clapton.

    Unamuno como siempre buscándole significación a las cosas. Estupendo texto.

    ResponderEliminar
  3. Eres mi luna ya, fuerteventura, gigante espejo del gigante ocaso
    del sol de España en su postrer postura.
    Es precioso lo que nos muestras, y muy generoso de tu parte el mostrar una cara tan amable de esta isla.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. ¡Qué delicia de entrada! Y todo por una planta que parece tan llena de agresividad.

    ResponderEliminar