jueves, septiembre 18, 2008

Desvariando sobre la Fuente de Mercurio

Vicente Ramos, como muchos otros indianos de Galicia y Asturias, empleó a su regreso de Argentina (donde fundó la primera empresa de autobuses del país) mucho esfuerzo y capital a la mejora de su pueblo natal: Brión

Entre otras cosas acometió en 1912 el acondicionamiento de la Carballeira de Santa Minia para que en ella se celebrara una feria que dinamizara la economía local. Un año después, frente a la misma hizo construir una hermosa fuente dedicada al dios del comercio: Mercurio - Hermes.

Para Homero, el dios Hermes era «de multiforme ingenio de astutos pensamientos, ladrón, cuatrero de bueyes, jefe de los sueños, espía nocturno, guardián de las puertas, que muy pronto habría de hacer alarde de gloriosas hazañas ante los inmortales dioses.»

Según la mitología griega, Hermes fue el resultado de la infidelidad de Zeus con Maia, la mayor y más bella de las siete Pléyades.

Casualmente, la comarca a la que pertenece Brión, definida por las orillas que bañan el río Sar entre Santiago y Padrón, es conocido de siempre como Mahía o Val da Amaia ya que en ella se situaba el castro que era la capital de los Amaeos. [De ahí también le viene el nombre a Ames].

Y para coincidencias curiosas con los nombres ... uno de los Epítetos que recibía el Dios Hermes era: Logios :·)



Visto en: Pedrouzos - Brión / A Coruña

BSO: Hermes (Santana)

Por cierto ... en la foto, ¿sabeis a quien amenaza la estatua con su bastón caduceo?
Aquí la respuesta

5 comentarios:

  1. Más dioses, hoy acabe algo cansado de tantos dioses, pero estos que muestras leeré sus historias.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. ya te fui leyendo amigo

    será por dioses...

    ResponderEliminar
  3. No me extraña que esté enojada la estatua.

    ResponderEliminar