sábado, mayo 21, 2011

Flexionando, reflexionando y recontraflexionando

Me pide Logio reflexionar y aunque ya escribi aqui y aqui vuelvo a la carga: 


Unirse, reunirse, manifestar pacificamente la indignacion es un hermoso, emocionante y poderoso gesto. Sin duda.

Pero nada cambiará (o, si cambia algo, solo valdrá para acabar realimentando al sistema que se denuncia) si nos conformamos con poner los problemas en "los otros" da igual que sean "los politicos", "los banqueros", "el capital", ... y no aprovechamos a hacer nuestra verdadera revolucion interior
- Podrás pedir una mejora en educación, pero no valdrá nada si no pasas el tiempo suficiente con tus hijos.
- Podrás exigir una adecuada Sanidad Publica, pero cuando estás resfriado vas por urgencias al hospital porque asi no necesitas pedir cita previa en el Centro de Salud.
- Podrás denunciar a los corruptos, pero no valdrá nada si prefieres no pagar el IVA de la obra de casa.
- Podrás decir que la "obsolescencia programada" es deleznable pero ¿cuándo fue la última vez que remendaste un calcetín? ¿sabrías hacerlo?.
- Podrás pedir una reforma en la ley electoral que mejore la participación directa de los ciudadanos, pero no valdrá de nada si miras para otro lado cuando alguien pide voluntarios para ser el presidente de la Comunidad de Vecinos.
- Podrás pedir desarrollo rural y conservacion del medio pero no valdrá de nada si solo quieres un parque temático y nunca llegará a pasar por tu cabeza irte a vivir a un pueblo o volver a cultivar esas tierras de tus abuelos hoy abandonadas.
- Podrás denunciar las prácticas de grandes empresas pero no valdrá de nada si no estás dispuesto a estar ni siquiera un mes sin tu internet en el móvil para castigar a una empresa que despide gente y reparte beneficios.
- Podrás pedir empleo y apoyo a emprendedores, pero de nada valdrá compras solo mirando el precio en Grandes Superficies y no te preocupa saber como y donde fueron producidos.
...
Llenemos las plazas de nuestras ciudades, pero tambien quedémonos solos en la penumbra de nuestras habitaciones donde no basta con dejarnos llevar fácilmente por la marea de una masa catártica. 

Serán nuestras brazadas solitarias las que al final unidas provocarán el cambio profundo.


BSO: Tracy Chapman - Talkin'bout a Revolution - Hablando de una revolución.

13 comentarios:

  1. Yo quiero un mundo mejor para mis hijos.

    Gracias maestro.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto, Amio. Entre todos y desde cada uno. Buenas reflexiones.

    ResponderEliminar
  3. @logios. Yo tambien quiero un mundo mejor para mis hijos, pero, casi tanto como eso quiero unos hijos buenos para mi mundo

    @Campurriana. Que ahora que perdimos el miedo y la vergüenza de hablar de ello no nos escudemos en la masa para no afrontar nuestra pequeña responsabilidad individual en nuestras pequeñas cosas individuales que entre todos configuran ese mal contra el que protestamos.

    ResponderEliminar
  4. Estoy seguro de que los tienes.jjjjjjjjjjjjj

    ResponderEliminar
  5. He conocido este blog gracias a senovilla por twitter y la verdad que me quedo para seguirte, en pocos blogs se profundiza tanto, muchos nos solemos quedar en la superficie

    gracias y un saludo

    ResponderEliminar
  6. @logio ;D

    @TEP BIENVENIDO! pero no te dejes llevar por las apariencias, mira el histórico, casi siempre aqui solo hay musica, alguna foto, y algun pedazo de literatura ;D

    @Dean Gracias, Bien entendido ! Saludos

    ResponderEliminar
  7. Sí, no se puede decir más claro. Salgo bastante mal en la foto.

    ResponderEliminar
  8. @Anderea, es que la he retocado para que no se te reconociera ;D Mila esker!

    ResponderEliminar
  9. Las mejores reflexiones y las más sensatas que he leído hasta ahora sobre esta movida.
    Me quedaré con tu "casi" decálogo (¿se podría llamar octálogo?)
    "
    Llenemos las plazas de nuestras ciudades, pero también quedémonos solos en la penumbra de nuestras habitaciones donde no basta con dejarnos llevar fácilmente por la marea de una masa catártica." Sí, sí.

    ResponderEliminar
  10. Pues sí, Amio: estoy de acuerdo con todos los puntos.
    Pero, pese a ello, creo que es necesario que el sistema mejore. Y para ello es necesario más implicación, sí: que nadie piense que va a ser facil. Yo creo firmemente que convirtiendo la democracia en una partitocracia no vamos por buen camino. Y creo firmemente que los estados deben tener la fuerza necesaria para controlar la corrupción y la especulación financiera (aunque ya sé que todos podemos ser corruptos y especuladores). Es necesario un rearme ético. Y eso es cosa de todos... y también del sistema.
    E igual que no se puede mirar para otro lado en el comportamiento de cada uno de nosotros, tampoco se puede hacer en lo que respecta al funcionamiento de la sociedad.

    Pd. "Yo tambien quiero un mundo mejor para mis hijos, pero, casi tanto como eso quiero unos hijos buenos para mi mundo" Es con lo que más de acuerdo estoy.
    ¡Kennedyano! :)

    ResponderEliminar
  11. Has hecho una interpretación muy divertida de mis palabras, Amio, pero no iban por ahí. Más bien es que, según iba leyendo tus "podrases", he ido viendo mi práctica, y el retrato que he obtenido de mí misma ha sido... "poco favorecedor".

    Así que: "Barro mi casita, tralaralarita..."

    ResponderEliminar
  12. De acuerdo, sí.
    Cuando cada uno haga sus tareas bien hechas es cuando podemos empezar a exigir a los demás.

    ResponderEliminar