viernes, agosto 21, 2009

Brezo y Mariposas

" (...) La luz del sol, que ya tocaba al zénit, lo enrubiaba todo; encendía con tonos áureos la grama seca; daba color de ágata a las simientes de la retama; hacía transparentes como farolillos de papel de seda carmesí las flores del brezo; convertía en follaje de raso recortado los brotes tiernos de las carrascas; calentaba con matices de venturina las hojas del pino; prestaba a la bellota verde el pulimento del jade; y en las alas vibrátiles de las mariposas monteses -esas mariposas tan distintas de las que se ven en terreno cultivado, esas mariposas que tienen colores de madera y hoja seca-, y en los carapachos de los escarabajos, y en la negra coraza y cuernos de las vacas louras, encendía tintas vivas, reflejos metálicos, esmaltes de oro, brillo negro de tallado azabache. La intensidad del calor arrancaba a los pinos todos sus olores de resina, a las plantas sus balsámicas exhalaciones; y entre el sol que le requemaba la sangre y el vaho que se elevaba de la ebullición de la tierra, y la leche que le aletargaba el cerebro, Manuela sentía como un comienzo de embriaguez, el estado inicial de la borrachera alcohólica, que pareciendo excitación no es en realidad sino sopor; el estado en que las manos resbalan sobre el objeto que quieren asir, en que los movimientos del cuerpo no obedecen a la voluntad, en que nos sentamos sin pesar sobre la silla y nos levantamos y andamos sin estribar en el suelo, porque el sentimiento de la gravedad se ha amortiguado mucho, y nuestras percepciones son vagas y turbias, y parece que ha desaparecido la resistencia de los medios, la densidad de la materia, la dureza de las esquinas y ángulos, y que los objetos en derredor se han vuelto fluidos, y nuestro cuerpo también, y más que nada nuestro pensamiento. (...)"

Emilia Pardo Bazán - Extracto de la Madre Naturaleza - Tomo II - Capítulo XIX

Visto en: Ribeira Sacra - Entre Monforte y Sober - Lugo

BSO: The Butterfly (La mariposa) Tradicional Irlandés por Ulli + PJ

10 comentarios:

  1. Hace años que no veo mariposas, ha sido una sorpresa hoy para mi, gracias logio.

    Un saludo y un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Qué grande Doña Emilia. Me has recordado que tengo pendiente Madre Naturaleza.

    Te recomiendo la biografía de Emilia Pardo Bazán que hizo Eva Acosta.

    Besucos.

    ResponderEliminar
  3. Pido disculpas Amio, sabes por que no?, jaja me despisté.Gracias por esa fotografia.

    Un saludo y un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Arena me ha alagado enormemente.

    ResponderEliminar
  5. @Arena @logio, creo que el que debe estar agradecido por la confusión, sin duda ninguna, soy yo. :-)

    @anjanuca: tomo nota, no la conozco, pero si que Doña Emilia Pardo Bazán es un personaje que me fascina.

    @senovilla: tu lo has dicho, el día que hice la foto decenas de mariposas se daban un banquete con el brezo.

    ResponderEliminar
  6. Preciosa papallona.
    Y estupendísima foto.
    Las que más me fascinan son las que tienen esos colores azules eléctrico. Son de fantasía!!

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. A mí la entrada me ha sumergido en la siesta de verano. Gracias, Amio.

    ResponderEliminar
  8. Si la fotografía y el texto son deliciosos, la música no lo es menos.

    ResponderEliminar
  9. Desde luego, la mariposa y el brezo en conjunción, hace una estampa muy hermosa. Excelente el color.

    Un saludo.

    ResponderEliminar