miércoles, enero 18, 2012

Vecinos













En efecto, si un hombre ocioso mira a un rico, se apresura a labrar, a plantar, a gobernar bien su casa.
 

El vecino excita la emulación del vecino, que se apresura a enriquecerse, y esta envidia es buena para los hombres.

Con él, el alfarero envidia al alfarero, el obrero envidia al obrero, el mendigo envidia al mendigo y el aeda envidia al aeda.

Trabajos y días





Visto en: Plaza de Colón - Madrid

BSO: Neighbour, Neighbour - Vecino, Vecino - ZZTOP

5 comentarios:

  1. Vaya contraste entre la torre y el palacete. Aunque en este caso, los dos vecinos tienen el riñón bien cubierto... claro, a lo mejor por ser vecinos.
    Salu2

    ResponderEliminar
  2. Lo importante entre vecinos es llevarse bien.

    ResponderEliminar
  3. Aquí somos más de "ojalá me quede ciego con tal de que mi vecino se quede tuerto" que de las palabras de Hesíodo.

    Besucos

    ResponderEliminar
  4. Esta conclusión que parece inmediata al ver los dos edificios que has captado en la foto (por cierto, preciosa), la tuve, ampliada, intensificada, por primera vez, al recorrer los Campos Elíseos desde el Arco del Triunfo hasta La Defensa. "La grandeur de la France". "La grandeur", en general, ¿será tan importante? ¿Merecerá la pena?

    Buen finde, Amio.

    ResponderEliminar